viernes, enero 12, 2007

Tempura moriawase


Las frituras en general no me entusiasman. Tienen la propiedad de enmascarar y uniformizar totalmente el sabor de lo que envuelven, tanto si es verdura, pescado o carne y además sacian enseguida. Para mi gusto, los andalúces son los únicos que saben freír bien. Sólo un delgado espolvoreado en frío de harina y nada de huevo batido. Donde estén unos calamares a la malagueña que se quiten los calamares a la romana.
Dicen que los misioneros jesuítas portugueses enseñaron a los japoneses a rebozar y freír pescados y verduras. De ahí la palabra tempura que proviene de la litúrgia referida a épocas de vigilia (o témporas).
Aunque reitero que no me entusiasman las frituras, hoy y por insistente sugerencia, la he comido. Si bien los japoneses le incorporan una buena capa de rebozado a las verduras y a los langostinos, luego la suavizan bastante con la salsa para mojar que acompaña al tempura y que está hecha con dashi (caldo de bonito), mirin y soja. Así y todo, cuando llevo un rato, acabo pelando y apartando el rebozado como un plátano y comiéndome sólo el pez.

5 comentarios:

Lalodelce dijo...

A mi un buen tempura me enloquece. Nada que hacerle, las frituras son mi debilidad. No se como no ruedo.

mharía vázquez benarroch dijo...

Razón tienes mi querido...yo aunque a veces cedo a la tentación del tempura, prefiero siempre algo así:
Sardinas grillés, con albahaca y limón

Ingredientes - 3 cdas. aceite oliva extra virgen
- 2 dientes de ajo
- 1 ramito de albahaca morada
- 1 cebolla morada
- 2 limones
- Al gusto sal y pimienta
- 6 sardinas grandes
- 4 tomates maduros

Preparación:
En primer lugar es importante que en la pescadería escojan sardinas muy frescas, es decir que estén bien brillantes y con las agallas rojas sangre.
Luego se abre la parte central y se sacan las víceras. Se practican sobre cada lado 3 a 4 incisiones poco profundas. Se pasan a una bandeja para macerarlas con el jugo de limón, sal y mucha pimienta, albahaca picadita, dientes de ajo rebanados y la mitad del aceite. Se dejan así por 20 min., dándoles la vuelta frecuentemente. Mientras tanto se pican los tomates en cuadritos de 1 cm. Se añaden las cebollas moradas finamente picadas y el otro diente de ajo, un poco de albahaca, sal, pimienta y el resto del aceite. Se guarda en la nevera
Teniendo en cuenta que la parrillera está bien caliente, se van a cocinar las sardinas por unos minutos de ambos lados en las brasas. Acompañar con un vino lieberfraumilk, muy helado.
Tip:
La marinada de la sardina va a servir para lubricarlas mientras que se estén cocinando.

Bon Profit Joanet
Happy Weekend.

Barbara dijo...

Nontrouror umagiast fura no. Kriostra, neglix de olhard nade lhe, kete kritosto! Judo sces, vezestro, fazenara tracarch... Grai, notten pureza - ha in aspontirasf!

Lalodelce dijo...

Barbara, que idioma hablas?

joanet dijo...

...esa es la gracieta, lalodelce