martes, enero 02, 2007

Huevos estrellados


Empiezo el año estelar con un plato que está haciendo fortuna en muchos restaurantes de Madrid: los huevos estrellados. Sencillos y un gran invento de Casa Lucio. En realidad son unos huevos fritos "revueltos" con patatas fritas y aunque parezca obvio, el secreto de la receta es simplemente hacer bien las patatas fritas y hacer bien los huevos fritos.
Como todo en esta vida, hay siempre una enorme distancia entre hacer las cosas bien o hacerlas mal. Quería seguir escribiendo como Lucio nos contaba el secreto de sus huevos. De sus famosos huevos estrellados. Pero prefiero manifestar mi profunda indignación por el patético espectáculo mediático de este pasado fin de año: la ejecución con carácter de urgencia de Sadam Husein. Un ejemplo de lo mal hecho. Sadam ha sido condenado sólo por Dujail en 1982, que es solamente una parte de sus delitos y su ejecución, ha impedido que sea juzgado por todos aquellos crímenes que le imputaban. Creo que Sadam hubiera podido ser condenado a la más severa condena que propugnan los sistemas civilizados, que es la cadena perpetua. Pero parece que había prisa. Ahora se abre un nuevo año y un nuevo capítulo de incertidumbre.
Me pregunto: ¿Qué diferencia había entre Husein y Pinochet?

2 comentarios:

abulafia dijo...

Está claro había prisa.
El poder medíatico, es superior a cualquier razón de índole moral, social, de lesa humanidad o simplemente dignidad, a la que tienen derecho todos los seres humanos, también los que sufren dolientes día a día, y por la ley no politícamente correcta, tienen que aguantar su padecimiento todos los días....
Estoy de acuerdo con los huevos estrellados, son buenísimos, yo de adulto quiero ser ovo/lacteo/vegetariano/

Lalodelce dijo...

O para el caso Bush tambien cuenta en la pregunta, segun mi modesta opinion, Joanet.

A este respecto mi opinion se alinea con la de los suecos y con la del Vaticano. Pena de muerte? y quien se muere un poco mas, el ejecutor o el ejecutado?