jueves, enero 25, 2007

Sopa alucinógena


Se ha escrito tanto sobre la isla de los dioses que no creo que yo pueda añadir nada nuevo. Me recorrí la mágica Bali de punta a punta en moto. Todos los tópicos que imaginas de como debe ser un paraíso, parecían confluir en esta isla de ensueño. Los balineses, con toda su historia y su pasado se consideran los responsables del orden cósmico y por eso marcan el pasaje de sus vidas con multitud de rituales expresados de mil maneras, unas veces en coloridas ceremonias, pero a menudo con ofrendas florales hechas en pequeñas y perfumadas canastas de hojas de bambú, en cualquier calle o rincón de la isla. La gran espiritualidad de la gente de Bali te hace estremecer.
En Milán, mi amiga Roberta y fotógrafa de National Geographic que viajaba a menudo a Bali, me había comentado la existencia en la isla de unos hongos alucinógenos con los que se preparaba una sopa. Yo recordaba haber oído hablar de esos hongos y también los de México con los que se preparaban tortillas alucinógenas.
Desde mi llegada a Dempasar, un chaval muy espavilado, que dijo llamarse Danam, se había ofrecido para hacerme de guía y a acompañarme por toda la isla. Resultó ser muy eficaz. Gracias a él nos metimos en numerosos poblados y templos que no salían en ningún mapa. Le pregunté por la sopa de hongos pero se encogió de hombros y me dijo no saberlo. Pero sé donde hay señoritas -se apresuró a contestar. No quiero señoritas, quiero comer magic mushrooms -respondí-.
A la mañana siguiente, y a las siete, Danam ya estaba delante de mi cabaña de la playa de Kuta para guiarme en una nueva ruta por los típicos arrozales. Al verme salir, me dijo sonriendo: -Hoy comerás magic mushrooms. Conozco restaurante.
Hicimos la excursión en la scooter Honda que tenía alquilada, por las famosas terrazas donde se cultiva el arroz. El pueblo balinés desciende de una raza prehistórica la cual migró a través de Asia central hasta el archipélago de Indonesia. El arroz lo vienen cultivando desde milenios.
A la hora de comer regresamos a Kuta. No muy lejos de donde yo vivía estaba el restaurante. El lugar era encantador. Una gran cabaña construída con gruesas cañas de bambú y una terraza al aire libre donde se repartían unas pocas mesas entre acacias, redodendros y buganvillias gigantes. Una pareja con eterna sonrisa se dividía las funciones de camarero y cocinera. El perfume de las exuberantes flores, se mezclaba con el aroma que salía de la cocina. El menú era muy simple: el primer plato, sopa de hongos y de segundo, una tortilla o pizza de hongos.
Confieso que había llegado a Bali con la idea fija de probar la sopa, pero a la vez era muy escéptico por lo que se refiere a sus posibles efectos. Danam estuvo acompañándome en mi almuerzo pero ni probó la sopa, ni probó la tortilla.
Después de comer, un poco decepcionado por la situación, me fuí a tumbar un rato en la playa que estaba muy cerca.
Suerte tuve de Danam que me llevó con la moto a mi cabaña. Nunca perdí el conocimiento ni la consciencia. Pero recuerdo haber asistido en la playa a un desembarco vikingo que nunca olvidaré. Encambio he olvidado completamente muchos fragmentos de lo que ocurrió después; si sé pero, que a la mañana siguiente estaba dolorido de tanto reir.
Ahora cuando pienso en Bali, me embarga un sentimiento de tristeza. Hoy Kuta es un gigantesco centro turístico donde impera MacDonalls, Burguer King y Pizza Hut. Los magic mushrooms fueron severamente prohibidos desde hace años y lo que es peor, la isla de los dioses, de gente de la sonrisa eterna, se ha convertido en la isla de los funcionarios, los policías y los comerciantes sin escrúpulos.

5 comentarios:

Lalodelce dijo...

Por Thor, eso fué mejor que brindar con calvados!! Joanet, en qué cosas te metiste por gourmet!

japanese girl dijo...

matsutake es lo mejor que hay en japón, aunque la Shiitake es es algo más popular.

joanet dijo...

Los únicos hongos que puedes encontrar hoy en día en Kuta, son los champiñones de Pizza Hut.
Los dioses se han vendido los últimos paraisos que quedaban, lalodelce!

joanet dijo...

El matsutake ke yo sepa, no koloka...
es muy nutritivo, japanese girl!

Satellite Girl dijo...

todos los hongos son nutritivos, y quizá con Matsutake también se puede fabricar algo...? :(

La cosa es que con Matsutake no koloka, pero se vuelve loca a la gente por su peculiar aroma.