jueves, noviembre 23, 2006

Cañailla


Si anteayer comí caracoles de tierra, hoy los he comido de mar: concretamente Cañaillas. Ese curioso caracolillo con pinchos y que, buscándolo como siempre en el diccionario para conocer más al respecto, constato nuevamente que en todas las definiciones encontradas, ni una menciona que el bicho está muy bueno, ni siquiera que es comestible.
Cañailla: Molusco gasterópodo con concha de unos 8 cm. de altura y canal sifonal largo y recto que puede suponer la mitad de la altura total de la concha. Es bastante robusto y con espinas conspicuas dispuestas en hileras alrededor de la concha. Presenta unas 6 vueltas, siendo la última mucho más ancha que el resto. El animal presenta un opérculo córneo en el pie. Vive sobre piedras en aguas someras.
De sus glándulas branquiales los antiguos fenicios extraían el tinte púrpura que sirvió para teñir vestiduras de emperadores, reyes y sacerdotes, siendo muy apreciado en la antigüedad y valiendo más que el oro.
Hasta ahí vale, pero lo que me interesa es...¿está además bueno?. Yo creo que, desde el punto de vista gastronómico, una pincelada sobre la posible o no comestibilidad de lo buscado haría más interesante las definiciones, por ejemplo:
Piedra. (lat. Pietra) Sustancia mineral, más o menos dura y compacta, que no es terrosa ni de aspecto metálico. No se aconseja su ingestión aunque parece que los prehistóricos diplodocus las engullian junto con el cibo como ayuda a las terribles digestiones de sus enormes estómagos.
Hombre. (lat. Homo) Vertebrado mamífero unguiculado. Pertenece al orden de los primates. De carne suave y dulzona se desaconseja su ingestión porque socialmente no está bien visto.

4 comentarios:

Una hija de puta con clase dijo...

Cuánto sabes!!!! ;-)

Anónimo dijo...

Oh si, !!!!

Lalodelce dijo...

Entre la primera comentadora y los caracoles la mente se me fue volando por los aires.

Tu mesa ha de ser bon vivant y sibarita, eh?

joanet dijo...

Cierto lalodelce. Una mezcla curiosa...