lunes, diciembre 04, 2006

Sandwich


Hace tiempo las islas Hawai se llamaron islas de Sandwich porque su descubridor el capitán Cook, las llamó así en honor a su patrón John Montagu, cuarto conde de Sandwich de cuyo nombre dicen, procede el del sandwich que todos conocemos y comemos, de vez en cuando. Parece ser que el conde era un jugador empedernido de naipes. Al no disponer de tiempo para comer, nuestro aristócrata ordenaba a los cocineros de su club social que le cocinaran el filete con sal y lo metieran entre dos rebanadas de pan tostado para así comérselo y poder continuar con sus apuestas sin interrupción.
Hoy mi comida solitaria ha sido precisamente un sandwich de roast beef servido, eso si, en un excelente restaurante a diez millas de la costa. Es un restaurante sencillo y muy, muy solitario. Su único inconveniente es que, al estar ya muy cerca del solsticio de invierno, las tardes son muy cortas, enseguida oscurece y hay que regresar a puerto.
No se puede tener todo capitán Cook.

3 comentarios:

Lalodelce dijo...

Y además de cortas las tardes, me imagino también frías. Hoy yo también comeré un solitario sandwich hecho en marbled rye bread, con rajas de tomate, queso mozzarella y hojas de espinaca, chorro de aceite de oliva, sal y pimienta. Sencillo.

joanet dijo...

Tenemos un otoño increíblemente cálido lalodelce. Aquí en el mediterráneo y al mediodía estamos a 18 grados (Cº). ¿Cambio climático?

Lalodelce dijo...

Y? no tenemos hambre hoy?