jueves, diciembre 21, 2006

Pa amb tomàquet


En lo simple y en lo sencillo se sintetiza la sabiduría . El tradicional pan con tomate catalán es una de las recetas más simples y exquisitas que existen. Solo es necesario que los ingredientes que lo forman sean de buena calidad: pan, tomate maduro, aceite y sal. Es todo. El invento viene de antiguo cuando en las masías rurales se hacía el pan una vez por semana. Al untarlo con tomate y aceite, además de proporcionarle su sabor incomparable, se conseguía reducir su sequedad ya que al cabo de unos días solía quedarse bastante duro.
No solamente es sabroso y jugoso para acompañar embutidos, carnes y pescados sino que tomado solo constituye un plato en si mismo. En su libro, Jaume Fàbregas afirma que "por la simplicidad y esencia de sus ingredientes, el pan con tomate se ha ganado, con los años, la mención del plato nacional de Cataluña, ya que es el manjar más consumido por más catalanes al cabo del año".
Ayer, cenando con unos amigos, me pidieron que escribiera algo sobre el pan con tomate ya que este nos acompañó durante los interminables diez platos que constaba la cena. Pues bien, aquí está. No creo que el tema de para más. Solo recordar que una vez al año en el pueblo gerundense de Santa Coloma de Farners incluso se celebra una auténtica Feria del Pa amb Tomàquet cada mes de junio.

2 comentarios:

Emma Goldstein dijo...

Para una exiliada, aunque tenga los mismos ingredientes, el pa amb tomàquet no sabe igual aquí

abulafia dijo...

Oh qué bó!!pa amb tomàquet, un lujo !! sólo al alcance de los bienaventurados. Amén