viernes, diciembre 22, 2006

Pintar el sabor


Tobiko es una variedad de Sushi hecho con huevas de pez volador coloreado. El naranja intenso es su verdadero color. Al rojo se llega especiándolo y es picante. El amarillo se consigue con jengibre y por lo tanto es el más dulce y el color verde, se hace mezclándolo con wasabi y su sabor es fuerte. El conjunto de este atractivo Flying Fish Roe a pesar de los colores y sabores adicionados, aún mantiene un suave gusto a pescado. Sus pequeñísimas huevas, que son de aspecto transparente y bastante consistentes, tienen la particularidad de conseguir esconderse por los recodos más intricados y secretos de nuestra dentadura. No importa si después del lunch te has podido o no, limpiar los dientes; ya sea a media tarde mientras estés hablando en una importante reunión multinacional o incluso ya por la noche, besando apasionadamente a tu amante, puedes tener la absoluta seguridad de que como por arte de magia, aparecerán siempre en tu boca algunas huevas perdidas y huérfanas. Lo que nunca me he entretenido es a comprobar si estas son amarillas, naranjas, rojas o verdes.

3 comentarios:

Satellite Girl dijo...

Y espero que hayas tenido buen día por tu cumple. Felicidades!

joanet dijo...

Arigato, satellite girl...

Lalodelce dijo...

Estuviste de cumpleanhos, Joanet? Bueno, pues, felicidades. Y no te felicito por la navidad porque se que te parece una fiesta de mal gusto. Pero eso si, feliz anho que viene. Un abrazo.