martes, diciembre 12, 2006

Al-jarshuf


¡Mmm, qué ricas están las alcachofas! Y ahora es el tiempo.
Los árabes introdujeron las al-jarshuf en la Península hace siglos junto con los isfaraj (espárragos). En inglés la llaman con el curioso nombre de artichoke. En el norte de España las preparan con almejas y este ha sido hoy mi lonely lunch.
Recomiendo la oda a la alcachofa de Pablo Neruda:

La alcachofa
de tierno corazón
se vistió de guerrero,
erecta, construyó
una pequeña cúpula,
se mantuvo
impermeable
bajo
sus escamas, ...

1 comentario:

Norberto dijo...

Muy buena oda. Los árabes han sabidos dejar su huella por todo aquel lugar que han pasado, siempre enseñando desde su basta cultura.

Saludos.