jueves, febrero 01, 2007

Tabasco


Tabasco es un estado de México situado al sureste del país. Pero también es una legendaria hot red pepper.
Muchos asocian a este estado con la famosa salsa picante pero tabasco fué inventada a mitad del siglo XIX por una familia de Lousiana. Sus principales ingredientes son ají, vinagre y sal, y posteriormente es macerada en barriles de roble. Ya hace años que soy un auténtico fan de esta salsita picante y que tantas alegrías les ha dado a platos que se me morían de aburrimiento. Sin ir más lejos, mi almuerzo de hoy ha sido tan rápido como improvisado pues he terminado sentado en la barra de un snack bar comiendo un sospechoso bistec con patatas requetefritas. Ha sido entonces cuando la milagrosa y potente botellita de tabasco ha salvado toda mi desazón. Decir tiene pero, que al salir del atiborrado bar, he tenido la misma sensación de ser el dragón enfurecido saliendo de su caverna. Casi he abrasado a una pobre viejecita que se ha cruzado con mi aliento.
Guindilla, pimiento rojo, verde, ají, chile, chipotles, jalapeños, páprika, pimentón, cayena, salsa de tabasco, goulash, etcétera, tienen una característica común: pican.
Y la responsable de esta sensación de ardor e incluso dolor en la lengua es la capsaicina. Estimula las secreciones gástricas y, si se abusa como he hecho yo hoy, ocasiona inflamación. Parece ser que el pimiento silvestre, es el origen de todas las actuales variedades picantes cultivadas y tiene su origen en Colombia. Cristóbal Colón, para los amigos Cristobalón, introdujo el pimiento en España en 1493, procedente de Haití.
Dicen los científicos que entienden, que según parece, una exposición prolongada de capsaicina puede llegar a matar las fibras transportadoras de la señal del picor hasta el cerebro. Esta es la razón por la que las personas que ingieren mucha cantidad de sustancias picantes resisten más a su acción. Simplemente les llega menos señal a su cerebro porque con el consumo elevado de picantes se han ido destruyendo las neuronas transportadoras de dicha señal.
Empiezo a entender.
Y volviendo a mi botellín de tabasco, ¿qué sería de los Bloody Mary sin esta salsita?

4 comentarios:

mharía vázquez benarroch dijo...

Hay otra versión histórica que dice que esta salsita nació en la India bajo la bota británica y que de allí se expandió a las cortes europeas y Maximiliano la llevó a México. Lo cierto es que es divina (sobre todo la verde) y que para fuera de casa está muy bien. Dentro de casa mejor los chipotles, que en la Boquería se consiguen en el puesto colombiano de frutas y vegetales.
aurevoir.

joanet dijo...

Puede ser que sea más cierta tu historia mharía, yo solo conocía la de esta familia que cultivó el chile rojo en Avery Island y lo embotelló luego en botellines de colonia.
Para el picante en casa, estoy de acuerdo contigo. Tengo un amigo mexicano que es mi "camello" suministrador de picante particular.

Abulafia dijo...

Yo también tengo un amigo "camello" que me suministra, salsitas, y me alegran mucho la vida, es más mi vida sin "salsita" es.... bueno nada.
Salutacions amics "salseros" ah! y "picantes"

Abulafia dijo...

Hola Benarroch:
He notado tu ausencia bloguera...
Bienvenida !!!!!