lunes, febrero 19, 2007

Bogavante matutino


Hoy es lunes. Y los lunes, suelen ser el día de la semana más odiado por los urbanitas.
Malditos sean los lunes
con sus labios muertos
con sus devaluaciones y fragmentos
con el agua envenenada de tiempo
con la tierra estremeciéndose los huesos
los lunes
es el día favorito de los acreedores y las plagas
perfecto para asesinar por dinero
para colgar de los buses
y subrayar los periódicos
la ciudad es un eterno lunes podrido
se vive para asolear la sangre
para ser regañado/atropellado/eliminado

(Javier Payeras)
Pero hoy lunes, no me he sentido regañado, atropellado ni eliminado, sino más bien seducido, ya que ayer el cocinero de la Taberna del Port Balis, me propuso una invitación totalmente irrechazable: un desayuno con bogavante a la parrilla.
Después de un weekend desapacible y lluvioso, los primeros rayos de sol de esta mañana ya auguraban que hoy sería un lunes luminoso y espléndido.
A las ocho menos cuarto, tenía ante mi un desayuno que jamás antes había experimentado en toda mi vida. Le he hecho una foto con mi teléfono movil, y me lo he comido con el mismo placer que lo hubiera hecho a las doce del mediodía.
Ha sido una manera diferente de empezar mi lunes y mi semana laboral.
Mi lonely breakfast.
Ojalá todos los monday empezaran así.

2 comentarios:

Luens Pinky dijo...

Hola querido joanet. Por favor, olvídate del lunes azul: los lunes no existen.

Lunes es la continuación del domingo.

Hoy lunes, me he despertado con mi propia voz: oía un tatareo y he abierto los ojos.

Resulta que la TV estaba cerrada y la Radio no me funciona desde hace tiempo... Pues, me he despertado con mi propia voz cantando en el sueño!!!

¡Qué fuerte!

Dolceviola dijo...

Ciao Joanet, chi sono io: il carciofo o la dolce donzella? Certo che la puoi scrivere se ti fa piacere.
P.S. per favore tutta in italiano, grazie.