martes, febrero 13, 2007

La sardina


En España y en muchos países americanos por estas fechas se celebra una fiesta de raigambre pagana: el entierro de la sardina. Una tradición popular mitológica que se realiza el miércoles de ceniza, al inicio de la cuaresma, y marca una especie de transición entre el desenfreno carnavalesco -aunque en mi opinión, carnaval dura todo el año- y el católico recogimiento de la semana santa. Una crítica algo irreverente, contra el ayuno de cuaresma impuesto por la Iglesia.
En el diccionario de Madoz encuentro un texto que ayuda a comprender mejor su sentido anticlerical: "Se reduce a disfrazarse varias parejas de frailes, curas y demás empleados de la iglesia, llevando pendones, estandartes y mangas de la iglesia extrañas, con escobones o jeringas por hisopo, orinales por calderilla. Estas turbas conducen al hombro, en unas angarillas, un pellejo o bota de vino con una careta o un pelele en cuya boca ponen una sardina. Así cantando lúgubremente, imitando a los cánticos de los entierros y aspergando a los circunstantes en sus fingidos responsos con los escobones llenos de agua."
En el planeta gastronómico, la sardina es un pez gregario, pariente de la anchoa y el arenque. Aunque el invierno no es temporada de sardinas, hoy día encuentras las que quieras en cualquier mercado. Las temporadas de, ya son historias de antaño.
Me gustan hechas sobre una parrilla a la brasa. En la foto que publico, son muy apetitosas pero para mi gusto, les sobra aceite.
Un consejo para poder asar sardinas en casa sin peligro de apestar a todo el edificio de vecinos, es ponerlas al horno durante unos minutos. Nada de olor sardinero.

7 comentarios:

Lalodelce dijo...

Cuaresma, cuaresma, esa es la palabra que ayer se voló de mi saturado o flojo cerebro mientras daba una presentación sobre ritos católicos. Si seré gil!

El abuelo de mi hija solía decir que si la sardina no fuese tan abundante en los mares, y por lo tanto tan barata, sería un manjar de lujo por lo sabrosa que es.

amant de les sardines dijo...

Hola, Joanet. Ya em has donat una bona idea per demà, per meva carmanyola. Moltes gràcies, doncs a les 7 de la matí, faré les sardines a la plantxa ;)

mharía vázquez benarroch dijo...

Plato de pobres, pero rico entre los ricos, mi infancia está llena de sardinas a la plancha que la abuela preparaba en el trópico para recordar su tierra catalana...deliciosas a toda hora y regadas con buen vino, las sardinas son un plato para el paladar de todos.
Esta viajera impenitente os saluda Joanet y Abulafia, las ausencias son por trabajo.
petonets.

joanet dijo...

Estoy de acuerdo con el abuelo de tu hija, lalodelce. El verano es temporada de sardinas, la época en la que más abundan y alcanzan el mejor punto de su sabor.

Abulafia dijo...

En Calafell en el verano, donde yo vivo el mercado está cerca, y compro sardinas (casi vivas) dicen los pesacaderos que son de Vilanova.
Son un manjar....
Pero me has dado una buena idea Joanet, !!!hacerlas al horno!!! Salutacions Joanet.
Salutacions Benarroch y bienvenida al bloggerío.
Besos
PD/ No lo puedo remediar (esto de los besos) ja, ja, ja,,,

joanet dijo...

I pel anònim amant de les sardines, un agraiment per la teva visita

amant de les sardines dijo...

de rés joanet... Però, a final, no he fet les sardines a la planxa per diner tal com t'he dit... doncs, he fet una pasta per la meva carmanyola...